Seleccionar página

JOYERIA MITXELENA

Joyeria contemporanea, relojería y piezas artesanas para todos los presupuestos

Soledad y Larraitz Mitxelena, las propietarias de la joyería llevan toda la vida en el negocio que abrió la familia hace ya cuarenta años.

“Cuando nuestro padre abrió la tienda en las galerías Mamut era básicamente una joyería- relojería en la que la base era el reloj”.

Entonces ambas eran unas niñas que empezaron poco a poco a adquirir el oficio desde dentro, ayudando en la tienda de casa . Unos años después el padre se jubiló y las dejó al cargo del negocio.  Apasionadas del arte y el diseño fueron formándose poco a poco y transformando el negocio, aprendiendo diseño y fabricación de joyas hasta llegar a fundar en el dos mil doce una marca propia de joyería , cuyo nombre, Artepanoma , se lo dedican a su amona Petra ( si se lee el nombre de derecha a izquierda ) por ser ella quien les inculcó el interés por la belleza y el arte .

En su taller Amona Petra , realizan las piezas a mano y totalmente exclusivas que conforman la colección de joyas contemporáneas que ellas mismas diseñan. Artepanoma, es la apuesta de Sole y Larraitz, su colección es atrevida, contemporánea, algo que caracteriza a sus diseños es que transmiten modernidad y belleza. Sus piezas se esculpen  sobre oro, plata, latón, cobre, piedras preciosas y naturales y materiales nobles como el cuero y la madera.

Además de la colección propia, en su tienda también se pueden encontrar joyas contemporáneas de la firmas Joy Dárt, Bohemme, DKNY, GUESS y relojes de muchos tipos, relojería Seiko, relojes de diseño nórdico..  Principalmente son una tienda de regalos .

 “Las joyas son productos que no te compras normalmente, esperas que te las regalen” . “El presupuesto del regalo con la crisis ha bajado bastante, lo que nos ha obligado a adaptarnos . Hemos diseñado también una línea de joyas sencillas con diseños modernos y clásicos que encajan en gusto y en precio con el público que dispone de menos presupuesto” .

Además de la venta hacen arreglos y tienen servicio de reparación de relojería .y sobre todo vocación de servicio. Al final se trata de mantener un negocio que les permite ir evolucionando en lo que verdaderamente les gusta que es el diseño de joyas contemporáneas”.

 

 

Escaparate de Eguzkilores, la mítica flor vasca de los caseríos

Sole y Larraitz son unas entusiastas de su profesión. Su constancia y solidez ha permitido desarrollar y transformar el  pequeño negocio familiar.  Han sido años y años de trabajo y dedicación a las joyas. La clave de su éxito que les ha permitido perdurar cuatro décadas y sobre todo transformarse en uno de los mejores escapartes de la comarca ha sido el saber conectar con un público muy amplio gracias a ofrecer una producto de calidad y un excelente trato y servicio. Una simbiosis entre un excelente sentido comercial y la pasión por el diseño exclusivo .

Cuando se regala una joya ya no se piensa solo en adquirir una alhaja que perdure eternamente y que sea heredado por las siguientes generaciones . Los artículos de autor, las piezas exclusivas van ganando terreno a la joyería tradicionas basada en modelos clásicos atemporales y de alto coste. Su proyecto es ilusionante y su visión de futuro  es seguir avanzando en su nueva línea de diseño de joyas exclusivas y llegar al mayor número de público posible.

Las hermanas Mitxelena diseñan joyas actuales, creativas y personalizadas para todo tipo de público y asequibles para todos los presupuestos

 

“Cuando sientes pasión por lo que haces siempre sacas un tiempo para hacerlo, nosotras compaginamos el diseño con la actividad comercial. Tenemos un taller en la vivienda y eso nos permite crear y simultanear ambas actividades. Además, al ser dos y ser hermanas nos alternamos el horario de atención al público”

 

“Hemos estado en Alemania aprendiendo , donde hay una gran tradición de artesanía joyera, sobre todo el
trabajo artesano de esmalte , piedra y metal”.

“Allí está muy extendida la joyería artesana, hecha a mano  mucho más que aquí”

Han apostado fuerte, con énfasis porque creen en su proyecto Artepanoma.  Han viajado para aprender realizando su formación en Alemania, Freiburg , en escuelas de joyería de gran prestigio. Con ello han dado un paso más alla asimilando un concepto de joyería nuevo que no obstante poco a poco se va extendiendo y cobrando interés .